Vida diaria y ostomía

Casi todas las personas que pasan por una ostomía tienen fundamentalmente dos preocupaciones: creer que puede fallar el dispositivo y tener la sensación de mal olor.

Ambas creencias son falsas

Los dispositivos recolectores que existen hoy son de muy alta calidad. Además, para sentirnos más seguros, podemos probar con los distintos dispositivos en casa imitando posibles accidentes.

Una vez superado el cáncer o el problema que se haya tenido, es importante que la personas ostomizada asuma que ya no está enferma aunque deba convivir con una ostomía.

Después de la operación es importante que empecemos a dar pequeños paseos. Cuando nos recuperemos, tenemos que incorporarnos progresivamente a las actividades que realizábamos antes de la intervención, en cuanto nos acostumbremos a esta nueva situación, todo volverá a ser como antes. Nuestra familia, las relaciones sociales, los paseos, las actividades de ocio, el trabajo, pueden ayudarnos a no centrar nuestra vida exclusivamente en el estoma.

Es por eso que te queremos dar algunos consejos para ayudarte.

Los Viajes

Actividad Física y ejercicio

La Playa y la Piscina

La Vestimenta

Volver al trabajo

Vida en pareja y sexualidad

¿Quieres saber más?